Blogia
LeonardoCastellano

Lo eterno, de Blas de Otero, por Andreu Alós

Lo eterno, de Blas de Otero, por Andreu Alós

Lo eterno

(1) Un-mun-do-co-moun-ár-bol-des-ga-ja-do. (11)
(2) Un-a-ge-ne-ra-ción-de-sa-rrai-ga-da. (11)
(3) U-nos-hom-bres-sin-más-des-ti-no-que (10+1)
(4) a-pun-ta-lar-las-rui-nas. (7)
(5) Rom-peel-mar (3+1)
(6) en-el-mar,-co-mo-un-hi-men-in-men-so, (11)
(7) me-cen-los-ár-bo-les-el-si-len-cio-ver-de, (11)
(8) las-es-tre-llas-cre-pi-tan,-yo-las-oi-go. (11)
(9) Só-loel-hom-brees-tá-só-lo.Es-que-se-sa-be (11)
(10)vi-voy-mor-tal.-Es-que-se-sien-te-huir (10+1)
(11)- e-se-rí-o-del-tiem-poha-cia-la-muer-te -. (11)
(12)Es-que-quie-re-que-dar.-Se-guir-si-guien-do, (11)
(13)su-bir,-a-con-tra-muer-te,has-ta-loe-ter-no. (11)
(14)Le-da-mie-do-mi-rar.-Cier-ra-los-o-jos (11)
(15)pa-ra-dor-mir-el-sue-ño-de-los-vi-vos. (11)
(16)Pe-ro-la-muer-te,-des-de-den-tro,-ve. (10+1)
(17)Pe-ro-la-muer-te,-des-de-den-tro,-ve-la. (11)
(18)Pe-ro-la-muer-te,-des-de-den-tro,-ma-ta. (11)
(19)...El-mar-la-mar-,-co-moun-hi-men-in-men-so, (11)
(20)los-ár-bo-les-mo-vien-do-el-ver-deai-re, (11)
(21)la-nie-ve-en-lla-mas-de-luz-en-vi-lo... (11)

1. Vocabulario (ver el Diccionario de la RAE en los enlaces)

Desgajar: Desgarrar, arrancar, separar con violencia la rama del tronco de donde nace.
Arraigado: Que posee bienes raíces.
Mecer: Menear y mover un líquido para que se mezcle o incorpore.
Crepitar: Producir sonidos repetidos, rápidos y secos, como el de la sal en el fuego.
Vilo: Suspendido, sin el fundamento o apoyo necesario; sin estabilidad.

2. Tema. Métrica y estructura del poema.

El tema del poema es la existencia humana, por lo tanto es un tema metafísico y social. Utiliza verso endecasílabo blanco. Parecen excepción los versos cuatro y cinco, ya que la estructura endecasílaba no está aparentemente respetada. Sumando las sílabas de estos dos versos, el resultado nos da otro verso endecasílabo, lo cual me inclina a pensar que se trata de un recurso estilístico.


3. Figuras retóricas.

El lenguaje poético de Blas de Otero ofrece una amplia gama de recursos retóricos.
Los primeros tres versos empiezan de la misma forma “un”. Esta anáfora está reforzada por el paralelismo estructural entre las tres primeras frases, que carecen de verbo.
En los versos cuatro y cinco el autor utiliza una ruptura: se trata de un único endecasílaba escrito en dos versos. De esta manera se acentúa la distinción entre la introducción inicial y el cuerpo del poema.
Utiliza la comparación al decir “un mundo como un árbol”.
El tercer y el cuarto verso están encabalgados porque la unidad sintáctica de la frase se prolonga hasta el verso siguiente. El quinto y el sexto verso también están encabalgados.
Con una sintaxis abrupta rompe el ritmo de los versos de arte mayor, introduciendo dos versos de arte menor (verso 4-5). “Rompe el mar/ en el mar utiliza una anadiplosis que se repite la última parte de un grupo sintáctico o de un verso al principio del siguiente.
Compara el mar con un himen inmenso. El mar, o el agua,) denotan pureza y la inmensidad. Comparando el mar con un himen refuerza su significado y a la vez es una metáfora. En “Himen inmenso” es utilizada una aliteración.
“Verde” actúa como un epíteto del silencio en el verso siete, utilizando así una sinestesia que consiste en expresar una sensación correspondiente a un sentido por medio de otra correspondiente a otro.
Hace un juego de palabras (verso 9) al decir “sólo el hombre está sólo” diciendo “únicamente el hombre está, únicamente” (sólo – Adv.), pero puede también interpretarse como “solo el hombre está, solo”. La frase “sólo el hombre está sólo” empieza y acaba de la misma forma y esto es epanadiplosis. Este mismo verso continúa con un encabalgamiento con el siguiente.
La anáfora se utiliza al empezar tres frases del mismo modo “Es que”.
En “Es que sabe” y “Es que se siente” encontramos una aliteración por la repetición perceptible de los fonemas “s” y “e”.
“Río del tiempo” es una metáfora.
“Seguir siguiendo” es una reduplicación para reforzar el significado.
Hay otro juego de palabras al decir “a contra muerte” (verso 13) porque contra muerte, en si, carece de significado, pero se interpreta como “contracorriente”.
“Dormir el sueño de los vivos” (verso 15) acude a una frase echa que dice “dormir el sueño eterno” o “dormir el sueño de los justos” además de hacer otro juego de palabras ya que en realidad es “dormir el sueño de los muertos”.
La muerte aparece personificada al decir que la muerte lo ve todo, vela y mata. Además modifica el orden de las tres frases que empiezan con “pero la muerte” utilizando así el hipérbaton. También existe un paralelismo entre los tres versos.
Refuerza el significado de la muerte diciendo que la muerte mata, desde dentro (como si la muerte estuviera implantada dentro de nosotros).
Acaba con una antítesis contraponiendo dos conceptos opuestos, la nieve y las llamas. También existe antítesis al decir que los árboles mueven el aire ya que es al revés. (verso 21)
Hay una estructura simétrica acerca de la naturaleza. Los versos de cinco a ocho son muy parecidos a los tres últimos versos (19-21) aunque no son los mismos. En estos tres últimos versos la naturaleza aparece activa a diferencia de los versos de cinco a ocho donde la naturaleza se nos presenta pasiva .

4. Opinión personal razonada y relacionada con el análisis que se ha hecho anteriormente.


Blas de otero es un magnífico escritor de la posguerra y su poema, “Lo eterno”, es un poema plenamente social que de una forma muy angustiosa refleja la vida de la gente después de la guerra civil. En los versos tres y cuatro dice, que el hombre está dirigido a un futuro perpetuo que apenas existe, que no hay mas esperanza.
Nos introduce la naturaleza con una imagen impactante (verso 5). Habla de lo que está y siempre ha estado. Nos habla sobre la lucha de la vida contra la muerte, la intensidad que hay para llegar vencer el tiempo, la oposición por el miedo de la muerte.
La muerte, que nos llega desde dentro, como si estuviera con nosotros desde el nacer, dentro de nosotros esperando, parece ser la única posibilidad y porvenir. (verso 16 – 18)
Acaba con una imagen muy parecida al inicio del cuerpo del poema. Las personas están solos y sin destino, llevando la muerte en si mismo, envueltos y luchando contra ella, y la naturaleza está allí, lo ve todo. Parece que está en vela, haciendo testimonio al transcurso humano. Las estrellas de las cuales hablaba inicialmente se han convertido en nieve envuelta de llamas y de luz. Esta luz puede simbolizar la esperanza, que no se ha perdido del todo, que débilmente se conserva, que está.

(Lo único que le falta a este excelente análisis es la letra de las rimas)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

XXXX -

Tiene rima asonante.

Anonimo -

Este análisis no es excelente y no le falta la letra de las rimas porque este poema no tiene rima.

Nike Dunk Sb -

Just shows that writing via practical knowledge brings so considerably depth and relevance to kinds readers. Thank you for sharing.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres